UN MAYOR CONTROL

El alivio para los pacientes con diabetes que se pinchan para medir la glucosa

Las personas con diabetes no necesitarán pincharse cada cierto tiempo para saber sus niveles de glucosa. (Foto: Pixabay / Pexels)
Las personas con diabetes no necesitarán pincharse cada cierto tiempo para saber sus niveles de glucosa. (Foto: Pixabay / Pexels)
Disponer de una vía efectiva y no invasiva de monitorizar la glucosa en sangre podría ayudar tanto a los diabéticos, como a aquellos en riesgo de desarrollar diabetes
Las personas con diabetes no necesitarán pincharse cada cierto tiempo para saber sus niveles de glucosa y controlar así su enfermedad. Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad de Bath (Reino Unido) diseñaron un un parche adhesivo, que puede medir los niveles de glucosa a través de la piel sin punción.

La diabetes tipo 2 es una enfermedad causada por la incapacidad del organismo de producir cantidades suficientes de insulina o de utilizar esta hormona de una forma adecuada, lo que provoca que la sangre porte un exceso de glucosa que, a la larga, acaba dañando múltiples órganos de todo el cuerpo.

Una enfermedad que padecen cerca de 400 millones de personas en todo el mundo y cuyo riesgo de aparición es mayor en varones que en mujeres. 

Gracias a este nuevo parche, que no perfora la piel, muchos de estos millones de personas podrán decir adiós definitivamente a esos molestos pinchazos. El nuevo dispositivo extrae la glucosa del líquido que se encuentra entre las células a través de los folículos capilares, a los que se accede a través de una serie de sensores en miniatura que utilizan una pequeña corriente eléctrica.

La glucosa se acumula en pequeños depósitos y se mide. Las lecturas se pueden realizarse cada entre 10 a 15 minutos durante varias horas. Gracias al diseño de la matriz de sensores y depósitos, el parche no requiere calibración con una muestra de sangre, lo que significa que los análisis de sangre con pinchazo en el dedo son innecesarios.

El investigador Richard Guy aseguró que se trata de un adiós a los pinchazos con agujas para controlar el azúcar en sangre "algo que hasta ahora había sido difícil de lograr. El dispositivo desarrollado en Bath es una contribución esencial en la lucha por combatir la incidencia mundial cada vez mayor de diabetes".

Una vez establecida la prueba de concepto, los investigadores esperan que su invento se convierta en un sensor portátil de bajo coste que envíe mediciones de glucosa periódicas y clínicamente relevantes al teléfono del usuario de forma inalámbrica, alertándole cuando sea necesario que tome medidas.

Los expertos afirman que disponer de una vía efectiva y no invasiva de monitorizar la glucosa en sangre podría ayudar tanto a los diabéticos, como a aquellos en riesgo de desarrollar diabetes, a tomar las decisiones correctas para controlar bien la enfermedad o reducir el riesgo de desarrollarla.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS