GRAVES INFECCIONES

El alimento que acompaña las comidas provoca graves enfermedades

Hay un alimento que incluimos en las comidas que pueden ser causante de miles de dolencias. (Foto: craveiro_ pics / Pexels)
Hay un alimento que incluimos en las comidas que pueden ser causante de miles de dolencias. (Foto: craveiro_ pics / Pexels)
Ahora hemos podido demostrar, por primera vez, que el consumo excesivo de este alimento también debilita significativamente un brazo importante del sistema inmunitario.
Una dieta alta en sal no solo es mala para la presión arterial, sino también para el sistema inmunológico. Esta es la conclusión de un estudio realizado en el Hospital Universitario de Bonn (Alemania).

Los investigadores han visto que los ratones alimentados con una dieta rica en sal sufren infecciones bacterianas mucho más graves. En humanos, los voluntarios que consumieron seis gramos más de sal al día también mostraron deficiencias inmunes pronunciadas. Esta cantidad corresponde al contenido de sal de dos comidas rápidas.

Cinco gramos al día, no más: esta es la cantidad máxima de sal que los adultos deben consumir de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Corresponde aproximadamente a una cucharadita. En realidad, sin embargo, muchos personas superan, por mucho, este límite.

En España, según datos de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), la mayoría de la población supera con creces las recomendaciones de la OMS.

Esto significa usamos el salero mucho más frecuentemente de lo que es bueno para nosotros. Después de todo, el cloruro de sodio, que es su nombre químico, aumenta la presión arterial y, por lo tanto, el riesgo de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular. Pero no solo eso.

"Ahora hemos podido demostrar, por primera vez, que el consumo excesivo de sal también debilita significativamente un brazo importante del sistema inmunitario", explica el profesor Christian Kurts del Instituto de Inmunología Experimental de la Universidad de Bonn

Hay dos razones para esto: en primer lugar, el cuerpo mantiene la concentración de sal en la sangre y en los diversos órganos de una forma constante. De lo contrario, los procesos biológicos importantes se verían afectados. La única excepción importante es la piel: funciona como un depósito de sal del cuerpo. Es por eso por lo que la ingesta adicional de cloruro de sodio funciona tan bien para algunas enfermedades de la piel.

El cloruro de sodio también parece tener un efecto negativo en el sistema inmunitario humano. "Examinamos a los voluntarios que consumieron seis gramos de sal extra a los de su ingesta diaria. Esta es aproximadamente la cantidad contenida en dos comidas rápidas, es decir, dos hamburguesas y dos porciones de patatas fritas", explicó Kurts.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS