COMPONENTE SORPRESA

Acabar con la obesidad y sobrepeso con un elixir que tomamos diariamente

Uno de los ingredientes del café actúa como estímulo para adelgazar. (Foto: @sakulich)
Uno de los ingredientes del café actúa como estímulo para adelgazar. (Foto: @sakulich)
Las personas con un índice de masa corporal (IMC) más bajo, por lo tanto, tienen una mayor cantidad de grasa marrón, que contiene más mitocondrias, las centrales de energía de la célula.
Expertos de la Universidad de Nottingham (Gran Bretaña) descubrieron  que tomar una taza de café puede estimular la grasa marrón, encargada de controlar las grasas, y fundamental para prevenir la obesidad y la diabetes. El estudio, que aparece en la revista Scientific Reports, está diseñado para identificar, en humanos, compuestos que podrían tener un efecto directo en las funciones de la grasa marrón.

Cabe recordar que las células de grasa son de tres tipos: la grasa blanca, la más común, es la grasa almacenada asociada con trastornos metabólicos, como la diabetes y la obesidad. Las grasas marrón y parda contienen más mitocondrias, las centrales de energía de la célula, lo que permite que quemen combustible de manera más eficiente.

La grasa marrón se activa en condiciones de frío y se quema para generar calor, mientras que la grasa parda se encuentra en racimos dentro de la grasa blanca, aunque se sabe poco sobre sus funciones. Las personas con un índice de masa corporal (IMC) más bajo, por lo tanto, tienen una mayor cantidad de grasa marrón.

"La grasa marrón funciona de manera diferente a otras grasas en su cuerpo y produce calor al quemar azúcar y grasa, a menudo en respuesta al frío. Aumentar su actividad mejora el control del azúcar en la sangre y los niveles de lípidos en la sangre y las calorías extra quemadas ayudan a perder peso. Sin embargo, hasta ahora, nadie ha encontrado una forma aceptable de estimular su actividad en los seres humanos", indicó Michael Symonds, co-director del estudio.

Los expertos explican que se trata del "primer estudio en humanos que muestra que algo como una taza de café puede tener un efecto directo en las funciones de la grasa marrón. Las implicaciones potenciales de nuestros resultados son bastante grandes, ya que tanto la obesidad como la diabetes son un importante problema de salud en todo el mundo. La grasa marrón podría ser potencialmente parte de la solución".


"De nuestro trabajo anterior, sabíamos que la grasa marrón se encuentra principalmente en la región del cuello, por lo que pudimos visualizar a alguien inmediatamente después de tomar una bebida para ver si la grasa marrón se calentaba", indicó.

"Ahora debemos determinar que la cafeína como uno de los ingredientes del café actúa como estímulo, o si hay otro componente que ayude con la activación de la grasa marrón. Actualmente estamos considerando los suplementos de cafeína para evaluar si el efecto es similar", señaló.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS