SUMAR PASOS

10.000 pasos al día, ¿es realmente necesario para la buena salud?

Caminar todos los días, la clave para tener buena salud. (Foto: Envato)
Caminar todos los días, la clave para tener buena salud. (Foto: Envato)
Caminar 1.000 pasos adicionales por día ayudó a reducir el riesgo de mortalidad por todas las causas, así como la morbilidad y mortalidad cardiovascular.
En la actualidad existen un gran número de herramientas para realizar ejercicio físico, ponerse en forma y tener una vida saludable. Pero lejos de todas las innovaciones que han sacado ahora, a veces lo más sencillo es lo que suele funcionar mejor. 

Desde mitad del siglo pasado, la investigación científica en campos como la epidemiología o la medicina preventiva ha intentado responder a la cuestión de cuánto y cómo ha de moverse el ser humano para mejorar su salud. También es una pregunta que coge vital importancia debido al sedentarismo que hay implantado en la sociedad. 

Cabe recordar que, según los últimos estudios, caminar es –según la ciencia– un modo seguro y eficaz de mantener la salud. Es decir, es posible perder peso caminando, solo hay que tener tiempo. 

En la población adulta, el rango más habitual de pasos es tan amplio que abarca desde 4 000 hasta 18 000 al día. Justo en medio están los 10. 000, esa cifra mágica que tantas veces hemos oído. Sin embargo, nadie debe desmoralizarse por no alcanzar esa cifra redonda. Caminar menos de 10 000 pasos al día también se ha relacionado con importantes beneficios para la salud.

En este aspecto, el último estudio observó que, aquellos participantes que caminaron 8 000 pasos al día presentaron un riesgo de mortalidad por todas las causas un 51% menor, en comparación con quienes caminaron 4 000 pasos. Y entre aquellos que caminaron 12 000 pasos al día, el riesgo de mortalidad fue un 65% menor.

Asimismo, los datos revelaron que las mujeres que alcanzaban 4 400 pasos al día presentaban un menor riesgo de mortalidad por todas las causas que aquellas otras que caminaban 2 700 pasos al día. Cuantos más pasos al día caminaban, menor era el riesgo de mortalidad observado, pero sin apreciarse mayores beneficios más allá de los 7 500 pasos al día.

Una reciente revisión sistemática de 17 estudios longitudinales y más de 30 000 participantes, concluyó claramente que los beneficios para la salud están presentes por debajo de los 10 000 pasos al día: caminar 1 000 pasos adicionales por día ayudó a reducir el riesgo de mortalidad por todas las causas, así como la morbilidad y mortalidad cardiovascular.

Lo importante es que, sea cual sea la cifra, no dejemos de sumar pasos. Para aquellas personas que son muy sedentarias o que sufren sobrepeso u obesidad, incluso aumentos diarios muy moderados pueden aportar importantes beneficios para la salud, tales como caminar 2000 pasos al día por encima de lo habitual.

Muchos estudios aseguran que es recomendable que se preste atención a cuántos pasos caminamos al día, y que se intente alcanzar como mínimo los 7000. Y cuando se haya conseguido, seguir avanzando hasta los 10000. Y luego buscar los 12000.

Lo importante es que, sea cual sea la cifra, no dejemos de sumar pasos. Para aquellas personas que son muy sedentarias o que sufren sobrepeso u obesidad, incluso aumentos diarios muy moderados pueden aportar importantes beneficios para la salud, tales como caminar 2 000 pasos al día por encima de lo habitual.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS